Cómo se hace la miel

La miel es un producto natural procedente de las abejas, consumido por muchos animales y por la mayor parte de la población, pero ¿la sociedad es consciente de cómo se obtiene? Las abejas realizan un trabajo constante y laborioso en el proceso de fabricación de la miel con el fin de obtener un producto con una calidad alimentaria inmejorable que beneficia el medio ambiente.

Pese que hay varias clases de abejas, no todas son capaces de producir miel. Las abejas productoras de miel son las conocidas como abejas melíferas (Apis mellifera).

Las obreras melíferasson las encargadas de la elaboración de la miel. El proceso se inicia en la recolecta del néctar de las flores y plantas (mientras realizan la recolección de néctar, también ejercen de agente polinizador para la naturaleza, ya que llevan el polen de flor en flor, y contribuyen así al desarrollo del ecosistema). Las abejas recorren multitud de flores hasta llenar el buche. Esto puede suponer horas de vuelo hasta conseguirlo.
miel

De hecho, una abeja sale diariamente de la colmena, alrededor de 12 veces, alejándosela de la colmena unos 3 kilómetros, máximo. Cada vez que abandona su hogar puede llegar a visitar 150 flores de la misma especie, alcanzando las 40.000 flores a lo largo de su vida. Para recoger un kilo de néctar realiza aproximadamente 14.000 trayectos; y 30.000 vuelos con el fin de obtener un kilo de miel, a una velocidad entre los 24 km/h y los 60 km/h, en función de la carga de néctar y polen que transporte.

El ciclo de vida de la abeja obrera en época de fuerte floración suele ser de 40 ó 50 días. Las obreras melíferas de la una colmena, en sus primeras tres semanas de vida realizan funciones exclusivamente interiores (limpieza, cuidado de la prole, fabricación de cera, construcción y reparación de celdillas, defensa). Pasado este tiempo, cuando se atrofian sus glándulas cereras, afrontan tareas en el exterior, fundamentalmente de recolección (néctar, polen, propóleos y agua).

Las abejas recolectoras liban (absorben) el néctar de las flores con su lengua, lo van acumulando en su buche y lo llevan hasta la colmena.

Para recolectar un kilo de miel durante la vida de una abeja obrera, harían falta 2.500 abejas que vuelen alrededor de 150 km cada una, de modo que cada ejemplar recogería el néctar de unas 3.900 flores. En términos generales, serían necesarios 180.000 kilómetros de vuelo, el néctar de cuatro millones y medio de flores y el trabajo de 2500 abejas. Todo esto, teniendo cuenta que una abeja visitará varias veces la misma flor, y que esa flor será visitada por varias abejas.

Además, la colmena está compuesta por una cantidad de abejas que oscila entre 15.000 y 90.000, en función de la época del año. La producción total de miel de una colmena no varía en base a los ejemplares, sino a la zona, el clima y la floración de la zona en que se encuentre. En zonas determinadas como Extremadura y Galicia produce unos 30 kilos. Sin embargo, en la Alcarria alrededor de 12. Para asegurar la supervivencia de la colmena son necesarios 8 kilos de miel almacenada.

El néctar será transformado en miel por acción enzimática, gracias a las invertasas existentes en la saliva de las abejas.

El paso de Néctar a Miel implica dos puntos clave:

  • Rebajar el porcentaje de Humedad (60/70% —> 16/18%)
  • Simplificación de Azúcares (Sacarosa —> Glucosa)

La inversión de la Sacarosa en Glucosa, es una inversión de la sacarosa en azúcares más simples y se produce gracias a una reacción química enzimática.

Dicha transformación se inicia ya en las recolectoras, pero se acelera y potencia con la regurgitación entre las obreras interiores de la colmena y el consiguiente incremento de enzimas. Este proceso, el de la regurgitación, puede repetirse hasta un total de 80 ó 90 veces. En esta labor, las abejas después de haber procesado parcialmente el néctar, lo regurgitan y lo intercambian con otras abejas dedicadas a recoger la mezcla de otras abejas para añadir enzimas y acelerar el proceso de transformación. Durante cada regurgitación, el insecto mantiene lo que acabará siendo la miel en su boca, con el fin de airearlo y así ir deshidratando la futura miel.

Posteriormente se realiza la ventilación. Determinadas abejas se encargan de agitar sus alas sobre las celdillas, otras en la entrada del panal, con el fin de generar una corriente de aire que deshidrate la miel (al secar el agua de la mezcla aumenta exponencialmente su capacidad de conservación); al mismo tiempo ventilan el panal.

Finalmente, cuando las abejas comprueban que han conseguido un correcto madurado de la miel, sellan las celdillas repletas con una fina capa de cera (este proceso se denomina operculado), así aíslan la miel del exterior, del aire y la humedad, para una mejor conservación.

La miel de las celdas operculadas es apta para el consumo humano y es un producto de altísima durabilidad.

 

 

Otros datos curiosos

Si se deja a una colmena aislada, aunque disponga de calor y alimento suficientes, morirá de soledad a los pocos días. La compañía es para la abeja tan importante como la miel.(M. Maeterlinck)

Peso de las abejas: Según el apicultor Collin, 11.200 abejas en ayunas pesan un kilo; 9.400 si están cargadas de miel. (Félix Herrero García).

La fabricación de miel se realiza en verano, para así abastecerse en invierno y épocas frías, cuando el néctar es muy difícil de conseguir

 

Composición de la miel

Fructuosa… . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38%.

Glucosa… . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .  31%.

Agua. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17%.

Maltosa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .  . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7,5%.

Sacarosa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1,5%.

Otros azúcares. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1,5%.

Aminoácidos, minerales, polen, esporas, pigmentos, etc…. . . . . . . . . . . . . 3,5%.

(Félix Herrero García).

Deja un comentario